Espárragos Trigueros Ver más grande

Espárragos Verdes

2,49 € impuestos incl.

V0123

Nuevo

Ideales para: Comer a la plancha, con un chorrito de aceite y escamas de sal.

Mejor momento de consumo: Todo el año, los mejores de marzo a junio.

Más detalles

Verduras Premium
Calidad Extra
Calibre Aproximado 12-16mm
Unidades Aproximadas por 1kg 25-32
Peso Aproximado de la Unidad 30-40g

El espárrago es nativo del Mediterráneo, con origen en la cuna de la especie humana entre los ríos Tigris y Éufrates. 3000 a.c. los egipcios y griegos ya los consumían, y también los utilizaban como ofrenda para sus dioses. Los romanos introdujeron el espárrago en España, los árabes los extendieron por toda la península, pero fue en el siglo XVIII cuando resurgieron con fuerza y pasaron a constituir uno de los alimentos preferidos por la burguesía.

El espárrago silvestre (espárrago triguero) se usa en el Mediterráneo como seto para delimitar las parcelas aprovechando sus hojas en forma de pinchos desagradables y para obtener las "puntas de espárrago" como alimento. Las plantas arden con facilidad, incluso en épocas de lluvias, y los agricultores suelen quemarlas intencionadamente para provocar la salida de nuevos brotes.

Los espárragos verdes, son muy apreciados por su sabor y aroma parecido al que crece espontáneo en esparraguera silvestre y que se denomina “triguero”, que es más delgado y pequeño, así como de paladar amargo y dulce más intenso. Es un espárrago de sabor algo más fuerte, cuya yema y parte del turión como ha brotado por encima de la tierra, recibiendo la luz del sol, va adquiriendo rasgos de color violeta o púrpura.

El Verde de Aranjuez, con la certificación de Alimentos de Calidad de la Comunidad de Madrid o los de Huetor-Tájar (Granada) que cuentan con I.G.P) ,tienen un método de cultivo muy manual, y un desarrollo similar al natural del silvestre o “triguero”. En este caso, el diámetro es delgado, entre 4-12 mm, la cabeza aguda o acuminada y de mayor diámetro que el tallo y la longitud oscila de 20 a 30 cm. Los turiones presentan un pequeño espolón debajo de las escamas y reúnen todas las condiciones organolépticas específicas de la especie y la DO que, como ya se ha apuntado más arriba, recuerdan al “triguero silvestre”.

No hay preguntas de los clientes por ahora.


Su pregunta se ha enviado con éxito a nuestro equipo. Gracias por la pregunta!
Empezar una nueva conversación
esconder forma
Captcha

Algunos de los beneficios que nos aportan son:

Su composición principal es el agua en más del 90%, rico en proteínas y fibra.

Destaca su contenido en vitaminas C, E y A (provitamina o betacaroteno), con una poderosa acción antioxidante.

La vitamina C participa en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes, al tiempo que favorece la absorción de hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente a las infecciones

Aportan cantidades significativas de folatos y distintas vitaminas del grupo B.

Se le atribuyen muy buenos aportes en minerales como potasio, El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

También nos aporta grandes cantidades de fósforo, hierro y magnesio.

Tiene un alto poder depurativo y diurético.

Colabora en la prevención de algunos tipos de cáncer, como el de intestino grueso, el de colon o la leucemia.

Comprobado aporte en la reducción de riesgos vasculares por su aporte antioxidante.

BACALAO CON CREMA DE ESPÁRRAGOS VERDES

Tiempo:          60 minutos
Dificultad:       Media

Ingredientes:

  • 800 g. de lomo de bacalao fresco.
  • 150 g. de patatas.
  • Un manojo de espárragos verdes.
  • Unas puntas de espárragos (verdes y/o blancas)
  • 1 puerro.
  • Media cebolla.
  • 1 taza de nata líquida.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta negra.

Elaboración:

  • Empezaréis elaborando la crema de espárragos: Troceáis el puerro y la media cebolla y los doráis en una cazuela con un poco de aceite de oliva virgen.
  • Añadís las patatas peladas y cortadas en trozos. Cubrís de agua y cocéis a fuego medio hasta que las patatas estén tiernas.
  • Laváis bien los espárragos y cortáis la parte dura de la base.
  • Agregáis los espárragos y dais un hervor.
  • Batimos todo con la batidora y pasamos por un colador chino (opcional).
  • Vertéis la crema en una cazuela, salpimentáis y añadís la nata.
  • El lomo de bacalao lo haréis a la plancha o en una sartén antiadherente, a fuego fuerte.
  • Lo saláis y empezáis a cocinarlo por la parte de la piel. Dais la vuelta y cocináis por la otra cara pero cuidando que quede bien jugoso en su interior.
  • Emplatáis colocando el lomo de bacalao en un plato llano y salseáis con la crema de espárragos trigueros.
  • Para decorar podéis colocar, de forma aleatoria, unas puntitas de espárragos cocidas y unos hilitos de aceite de oliva virgen.
  • ¡Buen provecho!

30 otros productos en la misma categoría: