Pepino Ver más grande

Calabacín

1,29 € impuestos incl.

0,65 € por Por 500 grs.

V0104

Nuevo

Ideales para: Preparar una riquísima crema fría.

Mejor momento de consumo: Primavera y verano.

Más detalles

Verduras Premium
Calidad Extra
Calibre Aproximado 20-25cm
Unidades Aproximadas por 1kg 3
Peso Aproximado de la Unidad 300g

El calabacín (Cucúrbita Pepo) es un fruto pepónide, mayoritariamente verdoso y de forma alargada. Perteneciente a la amplia familia de las cucurbitáceas con las calabazas, el melón o la sandía.

Posiblemente la naturaleza creó el calabacín para los paladares con capacidad de apreciar lo sutil. Junto a su delicado sabor ofrece nutrientes en gran cantidad, y eso que es una refrescante verdura veraniega. Compuesto de 95% de agua, apenas tiene ningún tipo de aporte calórico, sin embargo, contiene una cantidad récord de minerales y oligoelementos.

Los primeros en disfrutar de un alimento que debió ser parecido al actual calabacín fueron los indígenas norteamericanos. Los restos más antiguos de sus formas cultivadas, han sido encontrados en México, en el Valle de Oaxaca. Tras el descubrimiento de América se difundió desde España a toda Europa. Existe la teoría de que el actual calabacín que todos conocemos fue fruto de un afortunado cruce genético, ocurrido en algún huerto cerca de Milán a finales del siglo XVIII.

A lo largo de la década de 1920, los emigrantes italianos se lo llevaron a América para que no faltara en sus comidas familiares. Así fue cómo volvió un descendiente del calabacín a su madre patria.

El más conocido y utilizado en la cocina es el calabacín verde (tipo “Zucchini), de tamaño variable, forma cilíndrica alargada. De piel lisa, más o menos oscura, brillante y con algún jaspeado, de carne blanquecina, jugosa, suave y agradable, que contiene semillas planas, ovales, blanco amarillento, casi inapreciables para el paladar.

¡Curiosidad, las flores del calabacín también son comestibles y se preparan rellenas o fritas, sobre todo con carne!

No hay preguntas de los clientes por ahora.


Su pregunta se ha enviado con éxito a nuestro equipo. Gracias por la pregunta!
Empezar una nueva conversación
esconder forma
Captcha

Algunos de los beneficios que nos aporta el calabacín son:

Alto contenido de agua y fibra, pero muy bajas calorías.  Muy recomendable para dietas de adelgazamiento.

Aporta cantidades notables de nutrientes esenciales: ácido fólico, potasio, hierro, manganeso, vitamina A, pero es bajo en sodio.  Un ingrediente ideal en dietas para personas con sobrepeso, hipertensión, problemas digestivos, estreñimiento o retención de líquidos.

Destaca el aporte de vitamina C y antioxidante, pero teniendo en cuenta que solo se aprovechan si se consume crudo o ligeramente cocido al vapor.

Tiene un suave efecto laxante y favorece el funcionamiento del aparato digestivo.

Suele ser la primera hortaliza en la alimentación infantil normalmente en forma de crema, puré o pastel.

CREMA DE CALABACÍN

Tiempo:          45 minutos
Dificultad:       Media

Ingredientes:

  • 1 Kg de calabacines
  • 700 ml de caldo de pollo o verduras (o la misma cantidad de agua con 2 pastillas de caldo)
  • 1/2 cebolla, en cuartos
  • 500 ml de leche
  • 3 cucharadas de AOVE
  • 7 quesitos
  • Queso parmesano rallado (opcional)
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta negra a gusto

Elaboración:

  • En una cazuela grande, agregáis el caldo (o el agua con las patillas de caldo), el aceite de oliva virgen, la cebolla troceada, los ajos y los calabacines.
  • Lo ponéis a calentar a fuego medio, lo tapáis y dejáis empiece a hervir. En el momento en que llegue a ebullición, reducís la temperatura pero que se mantenga el hervor.
  • Dejáis que siga cocinero todo con la tapa puesta, removiendo de vez en cuando durante unos 20 minutos, hasta que todos los ingredientes estén tiernos (pincha los calabacines con un tenedor para ver si están bien cocidos).
  • Retiráis del fuego la cazuela e incorporáis los quesitos y, en la misma cazuela, batís todo el contenido con una batidora de mano, hasta que todo esté fino y no tenga ningún tropiezo.
  • Sazonáis la crema de calabacín con sal y pimienta negra al gusto, rectificando si es necesario.
  • Podéis servir caliente o frio (mejor en verano) en platos individuales, con un poco de queso parmesano rallado por encima.

30 otros productos en la misma categoría: