Chirimoya Ver más grande

Chirimoya

4,69 € impuestos incl.

2,35 € por Por 500 grs.

F073

Nuevo

Ideales como revitalizador contra el cansancio y la depresión.

Mejor momento de consumo de septiembre a abril.

Más detalles

Frutas Premium
Calidad Extra
Calibre Aproximado 80-110mm
Unidades Aproximadas por 1kg 5-6
Peso Aproximado de la Unidad 150-200g

La chirimoya es una fruta tropical de color verde, pulpa refrescante y muy aromática, con sabor ligeramente agridulce que recuerda a una mezcla de piña y plátano, o al sabor de la pera. Es muy fácil de comer, se parte en dos mitades y se toma la pulpa con una cuchara, evitando las semillas.

Es originaria de Sudamérica, más concretamente de las zonas andina de Ecuador, Perú, Colombia y Chile donde crece en altitudes comprendida entre 1400 y 2000 metros. Tras el descubrimiento de América, fue introducida en Oriente, vía África, por los primeros navegantes españoles. También se cultiva en Europa, principalmente, en la costa de Granada, en los municipios de Almuñécar, Jete, Otivar y Salobreña. Se tiene constancia de su existencia en la costa granadina hace más de 400 años, pero su cultivo propiamente dicho comenzó hacia los años 40 del pasado siglo XX.

En la actualidad, España es el primer productor mundial de chirimoya con un 80% del total, convirtiéndose en un cultivo bastante rentable, donde toda la producción está destinada al mercado nacional, ya que es una fruta muy delicada, que presenta una baja resistencia al transporte y a su manipulación. La expansión de esta fruta está muy limitada debido a un reducido número de variedades comerciales (el 90% es “Fino de Jete”) y a la concentración de su producción.

La exposición a temperaturas inferiores a 8-12°C daña las chirimoyas, por lo que, para conservarlas en perfectas condiciones, es recomendable dejarlas a temperatura ambiente. Sabrás que están maduras cuando su cáscara no sea de color verde oscuro, sino verde claro o amarillento. Su piel es muy sensible al tacto y se vuelve negruzca fácilmente. Sin embargo, se pueden consumir sin ningún problema.

No hay preguntas de los clientes por ahora.


Su pregunta se ha enviado con éxito a nuestro equipo. Gracias por la pregunta!
Empezar una nueva conversación
esconder forma
Captcha

La chirimoya se puede considerar como una fruta agraciada desde un punto de vista dietético y nutricional:

  • Es una fruta muy digestiva y con una acción tónica clara. Muy indicada para personas convalecientes, fatigadas, deprimidas, ancianos y muy especialmente en niños y embarazadas.
  • Tiene un claro efecto laxante por su alto contenido en fibra (sobre todo si se ingiere tras una comida copiosa).
  • Tiene efecto saciante y regulador del nivel de glucosa en sangre, ya que la fibra que posee ejerce influencia intestinal y dilata en el tiempo la asimilación de los azúcares. Por ello es incluida en muchas dietas de adelgazamiento.
  • Al ser pobre en grasas y tener una fibra con un efecto intestinal muy beneficioso (arrastra el colesterol malo y absorbe al mismo tiempo ácidos biliares y regula la flora intestinal), reduce los niveles de colesterol.
  • En pediatría tiene aplicaciones dietéticas (en forma de purés o zumos) debido a su contenido en minerales (calcio, fósforo, hierro), vitaminas (grupo B , C, A), proteínas y azúcares. Por ello es muy aconsejable en niños en época de crecimiento o en caso de enfermedades crónicas.
  • Por su contenido en vitamina C facilita la curación de numerosas enfermedades reumáticas, artríticas, digestivas (enteritis y gastritis), además de ejercer acción antioxidante y ser muy útil para combatir resfriados. Esta vitamina, a su vez, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción de hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.
  • A esta fruta se le atribuye también una acción equilibradora del sistema nervioso, por lo que constituiría un excelente ansiolítico y tranquilizante, muy adecuado para el tratamiento de personas compulsivas.

FLAN DE CHIRIMOYAS

Tiempo:          90 minutos
Dificultad:       Baja

 Ingredientes:

  • 3 chirimoyas
  • 5 huevos
  • 250 g de leche condensada
  • 250 g de leche evaporada
  • 150 g de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón


Elaboración.

  • Partís las chirimoyas a la mitad, le sacáis la pulpa, y tras quitarle las semillas, la reducís con un tenedor a un puré homogéneo.
  • Batís ligeramente los huevos y los añadís al puré de chirimoya y mezcláis bien, luego añadimos tanto la leche evaporada como la leche condensada, lo mezcláis y después agregáis 2 cucharadas de azúcar.
  • Batís bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Cocéis el resto del azúcar con un poquito de agua y el zumo de limón a punto de caramelo; caramelizáis el molde y dejáis enfriar a temperatura ambiente.
  • Añadís la pasta de chirimoya al molde y cocéis al baño maría en el horno a temperatura moderada durante 1 hora.
  • Dejáis enfriar
  • Desmoldáis y finalmente servís.
  • ¡Buen provecho!

30 otros productos en la misma categoría: